CUIDADO DE LA SALUD

Efectos cognitivos

Hasta la fecha, la investigación sobre los efectos cognitivos del cannabis se ha centrado principalmente en el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Se ha descubierto que estos dos cannabinoides producen una serie de efectos opuestos sobre el cerebro y el comportamiento humanos.

THC

El THC actúa como un agonista parcial (estimulador débil) de los receptores cannabinoides tipo 1 (CB-1) en el cerebro. La investigación señala interacciones farmacológicas complejas entre los sistemas endocannabinoide y dopamina como uno de los mecanismos a través de los cuales el THC afecta a los procesos cognitivos. Específicamente, los receptores CB-1, que están ampliamente distribuidos en el cerebro, modulan indirectamente la liberación de dopamina a través de la inhibición y estimulación del ácido gamma amino butírico (GABA) y las neuronas de glutamato.

La investigación demuestra que la estimulación repetida de los receptores CB-1 conduce a la disminución de su densidad en el cerebro de los usuarios crónicos de cannabis. Posiblemente debido a este proceso, o también debido a otros factores, los efectos que el THC tiene sobre la cognición difieren entre los usuarios experimentados e infrecuentes o ingenuos. Específicamente, se ha demostrado que la ingesta de cannabis rico en THC por usuarios crónicos de cannabis no conduce a deterioros en la flexibilidad cognitiva (capacidad de cambiar entre pensar sobre dos conceptos diferentes), y el razonamiento, o en episódica (memoria personal de experiencias pasadas) y la memoria de trabajo (capacidad de mantener y manipular la información “en línea”, por ejemplo, cuando realizan un cálculo mental).

Por otra parte, se ha demostrado que el THC administrado a usuarios ocasionales deteriora de forma dependiente de dosis tanto la memoria episódica como la memoria de trabajo. Aunque se ha demostrado que los usuarios poco frecuentes presentan deficiencias en las habilidades motoras visuales y en la atención dividida después de la administración de THC, no se ha observado lo mismo en usuarios habituales de cannabis. Sin embargo, parece que la inhibición motora (impulsividad, incapacidad para inhibir una respuesta activada o preestimulada) se ve perjudicada, de forma similar, entre ambas poblaciones cuando están intoxicadas con cannabis.

Creatividad

Un estudio apoyado por Bedrocan demostró que el cannabis que contiene altos niveles de THC puede tener un efecto perjudicial sobre la creatividad. Específicamente, se encontró que el pensamiento divergente —encontrar tantas soluciones como sea posible a un problema vagamente definido, proceso que se conoce como brainstorming (tormenta de ideas)— se ve afectado en los usuarios habituares de cannabis cuando están intoxicados con una alta dosis de THC, mientras que una dosis menos potente no parece mejorar este componente importante de creatividad. Esto sugiere que el sentimiento frecuentemente reportado de creatividad aumentada después de consumir cannabis podría ser una ilusión. En otras palabras, la ingesta de cannabis podría no ser la mejor opción cuando se necesita romper el “bloqueo del escritor” o superar otras inhibiciones artísticas.

Supervisión de errores

Además, el mismo estudio demostró que incluso una dosis baja de THC puede influir en las señales neurales asociadas con el seguimiento de errores (reconocimiento de discrepancias entre las acciones esperadas y ejecutadas, es decir, detectar errores en el comportamiento) de usuarios crónicos de cannabis. Además, este impacto es más pronunciado con una dosis alta. En resumen, esto plantea la posibilidad de que los usuarios habituales de cannabis intoxicados tengan dificultades para adaptarse a las circunstancias cambiantes mediante el seguimiento y la corrección de su comportamiento erróneo.

CBD

El CBD tiene una compleja gama de acciones farmacológicas. La forma en la que influye en la cognición está menos clara. Por ejemplo, aunque el CBD tiene una baja afinidad y un efecto parcialmente antagonista (bloqueante) sobre los receptores CB-1, también se ha demostrado que es un agonista del receptor de la serotonina. Asimismo, el CBD disminuye la recaptación celular y la hidrólisis de la anandamida endocannabinoide en el cerebro.

En términos de activación del cerebro, los estudios demuestran que el CBD tiene efectos contradictorios al THC sobre la activación de las regiones cerebrales durante la inhibición de la respuesta, el procesamiento emocional y la memoria verbal. Combinando esto con las propiedades protectoras de la memoria del CDB contra los efectos perjudiciales del THC, puede afirmarse que el CBD es un potente modulador del impacto cognitivo del THC. Por otro lado, los datos disponibles sobre los efectos cognitivos del CBD puro son escasos, aparte de un estudio que muestra la mejora del reconocimiento afectivo facial emocional después de la administración de CBD.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search