CUIDADO DE LA SALUD

Prescripción de cannabis

Bedrocan produce cinco cepas de cannabis medicinal en “flor”, el término técnico para la flor femenina seca, entera. Cada cepa se estandariza, de acuerdo con las normas farmacéuticas, con una composición de ingredientes activos definida.

Bedrocan®
THC 22% |  CBD <1.0% 
Sativa
En flor

Bedrobinol®
THC 13.5% | CBD <1.0%
Sativa
En flor

Bediol®
THC 6.3% | CBD 8%
Sativa
Granulado

Bedica ®
THC 14% | CBD <1.0%
Indica
Granulado

Bedrolite®
THC <1.0% | CBD 9%
Sativa
Granulado

Para obtener más información acerca de los productos de Bedrocan, consulte la sección Variedades de cannabis.

Indicaciones

En un estudio reciente, los productos de Bedrocan específicos que los pacientes de los Países Bajos usan con receta se compararon con las indicaciones que sufrían. Los siguientes gráficos muestran las indicaciones más comúnmente reportadas, clasificadas por producto de Bedrocan utilizado. Los valores del eje Y pueden interpretarse como el porcentaje de pacientes que utilizan un producto específico de cannabis (los encuestados pueden seleccionar varios productos).

Para casi todas las indicaciones, la variedad Bedrocan es la más comúnmente utilizada.

LEYENDA

Según la Agencia de Cannabis Medicinal de los Países Bajos (BMC), el cannabis inhalado con un alto nivel de CBD (como Bediol) se considera adecuado para síntomas como dolor, espasmos e inflamación, que a menudo se producen con pacientes con EM. También es utilizado por pacientes con otras enfermedades y síntomas. En particular, la BMC aconseja comenzar con Bediol cuando se sufre dolor neurálgico crónico.

Dosis
La dosis varía de paciente a paciente. Es importante que la dosis sea titulada (acumulada) lentamente, independientemente del producto que se use. Es importante encontrar la dosis correcta para cada paciente individual para que pueda beneficiarse plenamente de cannabis medicinal. La mayoría de los efectos secundarios no deseados del cannabis medicinal se pueden prevenir siguiendo algunas pautas sencillas:

  • dosis baja: es mejor tomar varias dosis pequeñas en un día que suman para conseguir el resultado necesario, que experimentar con una sola dosis grande;
  • paciencia: el cannabis puede tener un efecto diferente en cada paciente. Espere a que aparezca el efecto (si existe). Lo mejor es usar la misma (baja) dosis durante varios días, y realizar el seguimiento de cualquier efecto que pudiese producirse;
  • incrementar la dosis lentamente: pasados unos días, el paciente puede aumentar la dosis, pero lentamente. Tendrá que esperar unos días después de cada aumento para supervisar el progreso.

Cuando haya pasado de una a dos semanas, el paciente deberá poder encontrar su propia dosis personalizada, aquella que le ofrezca los mayores efectos medicinales con unos efectos secundarios mínimos.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search