CIENCIA

Placebo

Bedrocan ofrece versiones de placebo de todas nuestras cepas para su uso en estudios clínicos. Cada placebo contiene el perfil terpénico preciso de la cepa original, con todos los cannabinoides eliminados al <0,2% de peso seco.

Los perfiles completos de Cromatografía Líquida de Alto Rendimiento (CLAR) y Cromatografía de Gases (GC) están disponibles bajo petición. Estos perfiles proporcionan información detallada sobre el contenido de cannabinoides y terpenos de todas las variedades.

Antecedentes

Habitualmente, los ensayos clínicos modernos se realizan como estudios doble ciego, controlados con placebo. Un placebo debe “engañar” a un sujeto para que crea que está tomando un medicamento real, mientras que de hecho no hay ningún ingrediente activo presente. Para lograr esto, el placebo debe tener la misma imagen, sensación, sabor y olor que el medicamento bajo investigación. De hecho, nadie debería ser capaz de distinguir entre lo real y lo falso sin realizar un análisis químico.

Debido a que la mayoría de los medicamentos vienen en forma de una píldora sin sabor u olor obvios, la píldora de placebo simplemente tiene que ser del mismo tamaño y color. ¡Una tarea sencilla! En el caso del cannabis, esto es mucho más difícil. El cannabis tiene un olor y un sabor típicos, especialmente cuando se usa en forma de dosis inhalada (es decir, vaporizada). En consecuencia, el cannabis de placebo debe parecerse al cannabis, pero también debe tener su sabor y olor, que se deriva del contenido de terpeno del cannabis. Por esta razón, Bedrocan produce cannabis de placebo mediante la eliminación selectiva de los cannabinoides biológicamente activos (como THC y CBD), manteniendo al mismo tiempo el contenido terpénico original.

Terpenos fragantes

Los terpenos son los constituyentes que aportan al cannabis su olor y gusto típicos. Algunos de los terpenos más abundantes incluyen mirceno, pineno, humuleno y terpineol. La presencia de terpenos en nuestro placebo hace que los sujetos crean que usan cannabis “real”, incluso cuando no reciben cannabinoides. Nuestros productos han sido utilizados con éxito en varios ensayos clínicos (vea las referencias a continuación).

No obstante, algunos terpenos pueden tener un efecto terapéutico (leve) por sí mismos. Esto plantea la cuestión de por qué los terpenos están presentes en el cannabis de placebo. Después de todo, se supone que un placebo es inactivo terapéuticamente. Esto se debe a que, sin terpenos, un placebo no olería ni sabría como la medicina real, y los sujetos rápidamente adivinarían que no están recibiendo verdadero cannabis medicinal. Esto “desenmascaría” el estudio, con importantes efectos en el resultado del estudio. Además, el efecto de los terpenos se considera menor en comparación con los cannabinoides mucho más potentes.

Debido a que decidimos añadir terpenos a nuestro placebo, debemos asegurarnos de que su perfil coincide exactamente con el del cannabis activo utilizado en el estudio. Después de todo, si algunos terpenos tienen un efecto biológico (leve), el efecto debe ser al menos igual para el cannabis activo y el de placebo. Por esta razón, cada variedad de cannabis Bedrocan activa viene con su propio placebo.

Cómo se hace

Para convertir el cannabis activo en placebo, usamos una extracción con disolvente para eliminar todos los cannabinoides. Sin embargo, durante este proceso, también eliminamos todos los terpenos y la humedad. En una etapa posterior, los terpenos y la humedad eliminados se restauran a sus niveles originales. El producto final es casi indistinguible del cannabis original del que fue hecho.

En nuestras instalaciones, operadas bajo una licencia de fabricación de BPF, emitida por el Departamento de Salud de los Países Bajos, en el proceso de fabricación no se utilizan productos químicos o disolventes tóxicos. Todos los equipos están dedicados exclusivamente a la producción de placebo, para que no se produzca contaminación cruzada.

placebo-medicinal-cannabis-by-bedrocan-16

Todos los materiales de placebo se entregan con un certificado de análisis completo. Se realizan las siguientes pruebas de calidad:

  • contenido residual de THC (analizado por CLAR);
  • perfil de terpeno (analizado por GC);
  • residuos de etanol (analizado por GC);
  • contenido de agua (analizado por Pérdida por secado);
  • tamaño/aspecto de partícula (evaluado por inspección visual).

Flores granuladas

El método que usamos para convertir el cannabis activo en placebo utiliza el cannabis homogeneizado como material de partida. Lo hacemos a través de un proceso llamado granulación, mediante el cual el cannabis se divide en partículas más pequeñas, presionándolo a través de una malla metálica con un tamaño de poro de aproximadamente medio centímetro. Por esta razón, el material de placebo solo se presenta en forma de granulado.

No entregamos placebo en la forma de flores enteras (conocida como cannabis en flor). Cuando desee realizar un estudio con nuestro placebo, asegúrese de pedir también su cannabis activo en forma granulada. La granulación no cambia la composición química ni los efectos terapéuticos del cannabis. Solo reduce el tamaño de las flores secas.

Vida útil y almacenamiento

En el cannabis activo, los cannabinoides y los terpenos son muy estables durante años si se almacenan en el congelador (-20 °C). A temperatura ambiente, la vida útil es de 9-12 meses en el paquete original (bolsas de aluminio laminado triple). Esperamos que los terpenos en placebo sigan el mismo patrón. A partir de 2017 se recopilarán los datos de vida útil reales para el placebo.

Referencias

Nuestros materiales de placebo se han utilizado con éxito en ensayos clínicos. Aquí le ofrecemos una lista de artículos publicados hasta el momento:

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search